LIFE IS STRANGE: una experiencia no apta para ansiosos.

Te has preguntado, si pudieras tener un súper poder ¿Cuál sería?

Para aquellos cuyos pensamientos crean una tormenta de arrepentimientos pocas respuestas son tan buenas como la de volver en el tiempo. Tal vez por ese motivo que el juego de Life is Strange me dejó con una impresión tan fuerte.

Esta aventura gráfica nos permite vivir esta habilidad a través de Max Caulfield – una adolescente cuyo sueño de convertirse en una fotógrafa profesional se transforma en una experiencia sobrenatural. A través de su historia nos hundimos en un mundo de romance, crimen y eventos metafísicos.

Esta obra nos muestra como los videojuegos pueden contar historias dignas de una novela de John Green. Jugado en tercera persona el jugador puede interactuar con las distintas personas que rodean la vida de Max. Esta interacción tendrá consecuencias en la subsecuente narrativa – aunque el final tenga solamente tres posibles resoluciones.

Cuando LIS salió al mercado los jugadores tenían que esperar meses para jugar cada capítulo de este drama interactivo, pero con su historia cautivante, tremendos plot-twist, así como un soundtrack increíble (incluyendo canciones de Alt-J, Jose González y Bright Eyes), hizo de esta espera parte de la experiencia.

Life Is Strange

Mi experiencia con Life Is Strange

Mi propia experiencia con el juego vino años después en una rebaja de la tienda Steam. Afortunadamente no tuve que sufrir esta demora entre cada temporada. Al sumergirme poco a poco en la vida de Max tuve, como consecuencia, otra sensación bien familiar, un pequeño ataque de ansiedad.

Como jugador, saber que mis decisiones impactarían en la historia, hizo que cada decisión fuese un pequeño dilema. Durante el comienzo me aleje de cualquier spoiler, pero al descubrir que en mis manos estaba el poder de evitar un suicidio, empezar un romance, o destruir una familia, las emociones tomaron control de mi sistema límbico, y la ansiedad mostro su fea cara. ¿Cuál fue mi solución? Leer la manera de obtener el mejor final posible en los anales del internet.

De cierta manera, no creo haber arruinado la experiencia de una forma entera. Sí, talvez fue trampa, pero al mismo tiempo, la idea de esta aventura es involucrarnos emocionalmente con la trama. En este aspecto, realmente conseguí alcanzar este objetivo. Al mismo tiempo no leí el final, aun sufriendo un poco, la última decisión fue tomada a ciegas de lo que sucedería después de escoger.

Es cierto que muchas personas que sufren de ansiedad son más propensas a querer escuchar o leer spoilers, no creo que sea el único, pero en este caso por lo menos hubo un aprendizaje. Me hizo encarar un problema grande, no me gusta tomar decisiones, huyo de ellas, y a diferencia de Max, no tengo un poder para poder ver las diferentes alternativas o caminos que existen. Al final de cuentas, aún con su habilidad esta heroína no puede cambiar ciertos eventos en su vida. Su poder no siempre funciona, y talvez fue en esos momentos de angustia en los que aprendí que ningún súper poder puede realmente cambiar mi vida si no aprendo a ser más asertivo.

Lanzamiento de Life Is Strange True Colors

Este 10 de septiembre se estrenó Life is Strange: true colors. La nueva aventura en esta serie. Con nuevos personajes, una nueva trama y un nuevo súper poder: empatía. Poder que permite a la heroína principal, Alex Chen, experimentar, absorber y manipular las emociones más intensas de otras personas, y que ella percibe como auras de colores ardiendo alrededor de la gente.

Estudio Deck Nine

Otro cambio interesante ha sido la salida del desarrollador del juego original, DontNod. True Colors fue desarrollado por Deck Nine (quienes también crearon la precuela Life is Strange, Before the Storm), en colaboración con Square Enix. Y aunque no existe ninguna publicación oficial que explique la salida de este estudio, lo más probable es que DontNod desee trabajar con IPs propietarios. Los derechos autorales de LiS pertenecen a Square Enix.

Pero si los fans del juego original están preocupados, las reseñas de la última entrega en esta serie están publicadas y por lo visto True Colors no decepciona. La trama, los personajes y el soundtrack – que incluye canciones de Kings of Leon, Metronomy, Michael Kiwanuka entre otros– prometen ser una aventura tan profunda como el original.

La empatía es una habilidad que a menudo se pasa por alto en favor de otras mucho más llamativas, como súper fuerza, súper visión y láseres que salen de los ojos. Sin embargo, pensando en nuestra situación actual, no existe poder más adecuado para cambiar nuestro entorno.

Para quienes nunca han jugado este tipo de game, no existen muchas mejores alternativas que esta serie; y para aquellos que sufren de ansiedad, esta obra también servirá para confrontar sus miedos de una manera más leve.

Revisa otros contenidos sobre videojuegos e el siguiente link.

Deja un comentario